NACIONALNOTICIAS

La Renga en Tecnópolis: crónica de una ola de sucesos que atentan contra el buen nombre del rock and roll


Es de público conocimiento, tuvo su repercusión en las redes sociales y quizás algo en los medios “grandes” de la comunicación, todos coincidiendo en un solo termino nefasto, que trae siempre malos recuerdos en nuestra historia, que increíblemente cuando nos ponemos a pensar en lo que se avanzó en términos de libertad de expresión en esta época tan activa, suceden estas cosas que siguen mostrando que, cuando hay intereses de por medio y mucha movilización de gente por donde quiera que uno vaya, este término, esta palabra “maldita” aparece y hoy llega para hacernos replantear un montón de cosas, y que si realmente se dejaran de lado los “egos” y los intereses personales, la palabra CENSURA no debería existir nunca más, porque callar una voz parece ser fácil, pero cientos de voces al unísono es imposible callar, y es lo que debería suceder en este momento, repudiando todo ataque contra el arte, y nuestra libre expresión de dejarnos ser como somos.

Repasemos los hechos, la banda argentina de rock La Renga iba a presentarse nuevamente en Buenos Aires luego de su paso por el país vecino de Chile, shows en varias provincias y donde también estuvo en el mes de abril/mayo, brindando tres shows agotados en el estadio Único de La Plata, volviendo a mostrar una vez más, porque son una de las bandas más convocantes de los últimos tiempos, el banquete nuevamente era una fiesta de amistad y familia, pasión a raudales y una cultura de seguir a la banda a donde sea, que se da pocas veces en la historia de cada grupo (no decimos que no pueda existir en otros grupos porque sería erróneo decirlo) pero a este nivel de fanatismo es bien peleado el “podio”. Los shows iban a darse en el mes de agosto en el predio ubicado sobre la Avenida Gral. Paz en dos días, Tecnopolis recibiría a una cantidad aproximada de 55-60 mil personas por función para los días 20 y 27 de agosto, la gente ya esperando la venta de entradas anunciada para el 20 de julio, día del amigo. Todo parecía encaminarse para un gran año para el trio de Mataderos, sin embargo, todo se vio empañado por un revés “administrativo” del partido y la intendencia de Vicente López (localidad a la que pertenece el predio donde se iban a realizar los shows) y un capitulo se volvió a repetir en la historia del grupo, la tan odiada palabra CENSURA volvió a aparecer, y hasta ahora, amenaza contra la NO realización de este evento.

¿Qué hay detrás de todo esto? ¿Hay realmente una trama política de ciertos sectores que atentan contra la realización de estos eventos? ¿Fue un mal manejo de la gente que trabaja con el grupo desde hace mucho tiempo y se expone todo para no quedar mal parados? ¿Por qué siempre a La Renga? Bueno, todas estas preguntas se pudo haber hecho cualquier seguidor del grupo cuando se publicó inicialmente un video del productor José Palazzo (esta junto a la banda desde hace muchísimos años) donde a pocas horas de llegado el día

de la venta de entradas informaba que no se tenía la confirmación oficial desde la intendencia de Vicente López sobre la habilitación del lugar, manifestando en palabras directamente la “no respuesta” intencional sobre tal tema, algo que afecta la organización del mismo como así también, el armado y todos los preparativos que un evento de tal magnitud deben llevarse a cabo para que todo salga perfecto. Además que se expresó en el mismo video que la banda habría cumplido con todas disposiciones y normas que deben realizarse para poder lograr obtener el alquiler del predio para el fin de organizar un evento masivo de gente, y que la NO respuesta, mas mencionado como la falta de atención a los comunicados fue un destrato intencional para atentar contra el grupo, que no es la primera vez que le suceden estas cosas (Mar del Plata 2018, los idas y vueltas para la habilitación de los estadios de Huracán y hasta el mismo Estadio Único de La Plata tuvo su momento complicado) donde el nexo en común de todos estos escenarios es el mismo partido político que los une, y abre una brecha aún más en el inconsciente colectivo argento, porque por más que uno quiera decir que la política no tiene viene ligado al arte, se dan estos casos donde desde un bando ocurren cosas que los pone en el ojo de la tormenta, y donde el resultado es poner trabas a quienes sean detractores de un fin político, o a quien piense distinto en esa vía.

(Link del video Palazzo en Instagram) https://www.instagram.com/p/CgM5E4RlhPG/

Este comunicado tuvo sus repercusiones como era de esperarse. De un lado, el periodista Bruno Larocca (quien está muy ligado a la banda) explico en sus redes sociales que la intendenta interina del partido de Vicente López, Soledad Martínez, habría dado la autorización para los mencionados recitales hace más de quince días. Que hace dos semanas se había presentado el “Proyecto especial y planos de realización”, necesario para habilitación del show, con el pedido de 60.000 personas (si tenemos en cuenta el Quilmes Rock que se celebró en el mes de abril pasado en el mismo lugar son 10 mil personas menos). Ante la falta de respuestas, Eduardo Sempé (productor de Rock & Reggae) se reunió con el director de Planificación y Control, Raúl Pérez Presa, quien le habría dicho que no le iban a otorgar la habilitación para los recitales. ¿Motivos? El Quilmes Rock habría generado muchas quejas de los vecinos de la zona y nadie bancaria a una intendente interina ante los posibles problemas que un show de La Renga podría ocasionar.

La banda público un comunicado mencionando todo este hecho en sus redes sociales, cerrando con un “Nos vemos el 20 y 27 de agosto en Tecnopolis”, alegando que se intentaran por todos los medios viables la realización de dicho evento. Del lado de la Municipalidad hubo un descargo delegando la responsabilidad de la demora en la organización del evento, informando además que no se habrían presentado todos los documentos necesarios para tal fin, algo que desde la producción del show fue desmentido completamente al mostrar dichos documentos con fecha del 4 de julio, derribando esa hipótesis del hecho por completo.

Hasta el día de hoy mientras se está redactando esta nota no se sabe con certeza si los shows finalmente se llevaran a cabo. Las redes sociales hoy en día con la relevancia que tienen se manifestaron de todos lados en apoyo al grupo con el hashtag #DejenTocarALaRenga, grupo que parece siempre estar rindiendo examen ante la posibilidad de dar su espectáculo en ciertos lugares emblemáticos de la provincia que los vio nacer hace un poco más de treinta años. ¿Por qué siempre en Buenos Aires? Si en otros lugares los espectáculos parecen darse con total normalidad y el resultado es el mismo, miles de personas juntas desde todos los puntos cardinales celebrando la música. ¿Por qué en estas tierras la política siempre parece acaparar los males de la sociedad?

Cambian las caras en el poder de quienes nos dirigen pero los resultados siempre son los mismos, hoy es nuevamente La Renga, pero quien no nos dice que mañana sea contra otro grupo que piense distinto, o contra cualquiera que pueda llegar a mostrar su arte en toda su forma de expresión, y cuando eso suceda ¿nos vamos a quedar de brazos cruzados o vamos a expresar lo que pensamos para que no vuelva a suceder?

Dejen tocar a La Renga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.